miércoles, 25 de febrero de 2015

Uso incorrecto de "sendos"

Imagen: Blog Ka.rac.te.res
Hace unos días, una lectora muy amable sugirió que el blog tratara acerca del frecuente uso erróneo del adjetivo "sendos" o "sendas", con un sentido similar a "muy grande" o "importante" o "ambas".

En primer lugar se debe aclarar que al decir "sendos" el significado correcto es "uno para cada uno".  Así, en una expresión como la siguiente: "El futbolista recibió sendos golpes en sus piernas", lo que se está expresando es que recibió "un golpe en cada una". No sería correcta esta expresión si lo que quisiéramos comunicar es que recibió un golpe de magnitud u otros de los sentidos expresados con anterioridad.

Otro ejemplo de uso incorrecto se puede apreciar en el siguiente fragmento de una entrevista publicada en el portal Perú 21:
  • "Por este y otros temas la premier está recibiendo sendas críticas. ¿Cómo ve su labor? "
En este caso el adejtivo "sendas" fue mal empleado, ya que para que se cumpliera el sentido "una para cada una", los cuestionamientos se deberían haber dirigido a la premier y alguna otra entidad. Claramente, "sendas" pretendió significar "varias", "muchas" o "diversas".

En conclusión, "sendos" puede variar en género pero no en número, ya que siempre contiene un significado en plural.

Lecturas recomendadas:
Foro Cervantes
Blog de Lengua
Blog Ciudad Seva
Fundéu

martes, 10 de febrero de 2015

Cuando el entrevistado se equivoca

Portada del diario digital Es
En una entrada anterior (cuyo vínculo está al pie de nota) tratamos la importancia de utilizar adecuadamente el recurso de la cita directa para redactar una nota periodística. Ya sea por su conocimiento del tema tratado, por ocupar un cargo de decisión o por haber presenciado o protagonizado el acontecimiento sobre el que se pretende informar, siempre es bienvenida la declaración de un entrevistado y, por tanto, el recurso expresivo de la cita directa.

Sin embargo, es imprescindible evitar las obviedades y los errores. Un funcionario de alto mando diciendo que la obra que concretó la secretaría que dirige es un hito para la historia nacional no tiene tanto valor como citar a la misma autoridad cuando presenta datos acerca de esa obra que permitan inferir el éxito aludido. Esta decisión de qué parte del discurso ajeno tomar es fundamental para obtener una publicación interesante.

Ahora, ¿qué ocurre si el entrevistado directamente se equivoca en los datos o en la formulación de su discurso?

Ejemplos:
  • Un director que expresa: * "Ojalá puédamos alcanzar un acuerdo".
  • Un futbolista que dice: *"Soy muy autocrítico conmigo mismo".
En el primer caso, podemos evitar la cita directa y corregir el error o, inclusive manteniendo el entrecomillado, sustituir "puédamos" por "podamos". Salvo que el equívoco en la pronunciación del verbo implique algún efecto pretendido por el hablante no tiene sentido mantenerlo, ya que no aporta información y deja en evidencia a quien se manifestó en forma incorrecta. Si por algún motivo es necesario mantener el error y el entrecomillado, entre paréntesis se debe escribir (sic), a fin de evidenciar que no se trata de un fallo en la redacción.

En el segundo ejemplo, directamente se puede suprimir parte de la cita. "Soy muy autocrítico" es suficiente, ya que el prefijo "auto" significa "a sí mismo" y es necesario evitar la redundancia.

Muchas veces, en las salas de redacción se origina la duda. "¿Puedo cambiar las palabras del entrevistado?". La respuesta es que se debe mantener el espíritu de su expresión y el sentido de las palabras, pero las incorrecciones no tienen razón de ser en un texto.

Es tan innecesario reproducir errores como indicar las marcas de oralidad, muletillas o interrupciones involuntarias. ¿A alguien se le ocurriría reproducir en el texto "mmmmmmm", "cof, cof" (valga el intento de onomatopeya para referir a la tos) o "esteeeeeeeeee". Evidentemente que no.

Por tanto, es importante recordar que nuestra publicación resultará de mejor calidad y el entrevistado se sentirá agradecido de que evitemos la ridiculización si no reproducimos sus errores.  

Lecturas recomendadas:
Cómo utilizar correctamente las comillas
Mayúscula para las citas
Uso de corchetes
Uso de dos puntos
Cómo utilizar correctamente el estilo directo y el indirecto
Ejemplo de mal uso de las citas

lunes, 9 de febrero de 2015

"Identitario", término correcto aunque aún no reconocido


"El fútbol es un valor identitario para la población de Uruguay", esta oración no incluye errores, sin embargo hay una palabra entre las que la constituyen que aún no es aprobada por la Real Academia Española. El adjetivo "identitario".

El término en cuestión es de uso frecuente en el área de las Ciencias Sociales; desde un punto de vista morfológico no implicaría anomalías, ya que está claramente formado a partir del morfema "ident", fácilmente reconocible en el sustantivo "identidad". Así, es similar a "identificación"o "idéntico".

En lo que respecta a la etimología, "identidad" proviene del latín "identitas", y este de "idem", que dio lugar a "ídem" y significa "lo mismo". En fin, la idea que se pretende comunicar al utilizar el adjetivo "identitario" se comprende sin dificultades, la raíz de la palabra evita dificultades, pero seguramente porque la cantidad de hablantes del español que la utilizan aún es menor al número de personas que sí la emplean, el diccionario todavía la mantiene al margen.

Así, tenemos la opción de ir a la palabra original. "El fútbol es un valor de identidad para la población de Uruguay", podríamos decir si volvemos al texto del ejemplo en un texto periodístico. Personalmente, creo que cualquiera de las dos opciones es válida. Como siempre, la reflexión es bienvenida en estos temas, más aún cuando se percibe que la publicación académica no registró el vocablo.

Cuando las palabras son de significado reconocido por el público al que nos dirigimos, su morfología es correcta y su significado también, no hay motivo para dejar de utilizarlas.

Lectura recomendada:
Etimología de "identidad" (Etimologías Latín)
¿Se puede utilizar la palabra "identitario" (Fundéu)