martes, 15 de marzo de 2016

Incorrección por redundancia: "desafío a futuro"


Imagen: Territorio y gobernanza
Los ejemplos de redundancia, expresiones en que se reiteran ideas en forma innecesaria, son muy abundantes en las salas de redacción.

Este problema es frecuente cuando se informa acerca de encuentros entre representantes de organismos públicos, donde se pretende detallar nuevas acciones.

Por ejemplo:
  • “El Consejo de Ministros presentó desafíos a futuro”

El enunciado anterior fue una propuesta de título que no prosperó ante la pregunta ¿existen desafíos “a pasado”? Para comenzar, es mejor informar sobre los desafíos en concreto; además, la noticia no es el simple hecho de que sean presentados en general. Otro argumento en contra de ese posible título es que “a futuro” es un galicismo.

En definitiva, el sintagma (grupo de palabras) "desafíos a futuro" no tiene sentido, ya que no hay posibilidad de que un desafío no se pueda asumir en otro tiempo que no sea el futuro.

Es muy importante leer en detalle para evitar errores de este tipo, ya que es muy común reiterar expresiones por escucharlas con frecuencia, pese a que estén formuladas de manera incorrecta.

Otros ejemplos de redundancia:
Continúa en aumento constante
Inaugurar nuevas obras
Período de tiempo

6 comentarios:

  1. Algo que me causa gracia es cuando dicen: "antes de morir, firmó un contrato con Fulano de Tal". Un poco difícil hacerlo después de morir. Distinto sería si dijeran "poco antes de morir", por ejemplo. O la frase "renuncia irrevocable". ¿Se debe entender que, si no dice que es irrevocable, se le puede convencer de que no renuncie?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gabriela. Tus ejemplos son muy valiosos. En especial, el de la renuncia indeclinable es muy frecuente en mi país.
      Que tengas linda Semana Santa.

      Eliminar
  2. Hola. Estoy de acuerdo con usted en que la expresión "desafíos a futuro" puede considerarse un galicismo, hecho que se repite con mucha frecuencia en nuestra lengua y que ya es casi considerado como aceptable. Pero cuando se habla de redundancia o pleonasmo ¿no tiene que haber una repetición innecesaria en los términos usados? Como en los otros ejemplos que indica, pero que no veo en el criticado. En la defición del término "desafío" no hay nada que tenga que ver con "futuro" tanto es así que puede haber desafíos presentes. ¿Esta mal expresado este pensamiento? "Los papeles de Panamá son un desafío presente para la política fiscal de muchos países" Otra cuestión es el uso de la preposición "a" en la frase. Quizás sería más adecuado decir "Desafíos para el futuro"
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Buenas, Ipezbrea:

    Antes que nada, me gustaría agradecerle la gentileza de visitar el blog y escribir este comentario tan interesante.

    En verdad me ha hecho pensar acerca de si es del todo exacto referirse a "redundancia" en estos casos, tal vez haya un término más exacto. No obstante, mantengo la idea no manifestada explícitamente en la entrada de que es importante mantener un criterio de "economía en el uso de expresiones". Quiero decir con esto que es preferible reducir al máximo el uso de palabras. En su ejemplo:

    "Los papeles de Panamá son un desafío presente para la política fiscal de muchos países".

    A no ser por una voluntad de enfatizar acerca de la vigencia de los desafíos se expresaría lo mismo de la siguiente manera:

    "Los papeles de Panamá son un desafío para la política fiscal de muchos países". La idea de "presente" está en el verbo, por su conjugación.

    Por otra parte, aún en este caso, los deafíos serán abordados en el futuro, aunque sea próximo, inmediato. En definitiva, excepto un caso en el que se exprese el período, por ejemplo "desafíos para el próximo quinquenio", no creo que sea necesaria la referencia al futuro.

    Como decía, puede ser que estrictamente no se trate de redundancia; en ese caso le agradecería alguna sugerencia porque pensaré en reformular el título. Sin embargo, mantengo que no hay necesidad de agregar "futuro" en el ejemplo citado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Martín: Por más vueltas que le doy, hasta donde mis pequeños conocimientos me dejan, no encuentro qué figura retórica o de otro tipo puede haber en la expresión "de marras" pero, quizás, no tiene por qué haberla... Entonces volvemos al principio, al titular: hay o no hay redundancia en la expresión "desafios a futuro" o mejor en "desafios en un futuro" o "desafíos para un futuro"... Para mí, no. Y si a usted le hago dudar me doy por conforme. Mire lo que he encontrado en este enlace: http://www.onomazein.net/Articulos/10/N3_Wigdorsky.pdf Aquí se menciona un ejemplo "una promesa para el futuro" ¡Eso sí es redundante! Pero usted mismo admite que en el ejemplo que le ponía los papeles de Panamá son ya un desafío, pero muy presente, se indique en la frase o no, porque lo importante es que el desafío, repito, para mí, puede ser presente o futuro.
      Hasta otra ocasión, le mando un cordial saludo.

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias. Efectivamente, me hiciste pensar en este ejemplo y su valor respecto a los tiempos verbales. Claro que el presente es efímero, por lo que creo que se podría mantener la idea de que hay redundancia en el ejemplo en cuestión. De todas formas, quedo muy agradecido por tu participación y la altura con la que has expuesto tu opinión, desde luego muy respetable. Digamos que no siempre existen reglas definitivas en estas cuestiones del estilo y el lenguaje.

      Abrazo.

      Eliminar