jueves, 26 de marzo de 2020

Coronavirus y redacción: ¿Hay algo de positivo en un análisis que evidencie el virus?

Cuenta oficial del Ministerio de Salud Pública en Twitter.
Lamentablemente, la enfermedad COVID-19 es un tema tan recurrente que aunque se trate de pensar en alternativas para escribir una recomendación sobre otro asunto aparece una vez más, se cuela, resulta difícil evitarla.

El detalle de redacción que trataremos de mejorar se encuentra en las síntesis sobre la cantidad de análisis efectuados para constatar la presencia del coronavirus SARS-CoV-2 y sus resultados, noticias que ocupan el centro de la atención en muchos países.

Justamente, por su importancia sería bueno evitar la ambigüedad irritante que genera la palabra positivo. ¿Designa algo positivo que el resultado compruebe la presencia del virus? Sí, en cuanto a que la presencia es cierta, pero en cuanto a la valoración que se realiza respecto a ello ¡claro que no! Entonces ¿por qué mantener el tecnicismo usado por el lenguaje de laboratorios?

No hay necesidad de expresar que un resultado es positivo, si se puede expresar la misma idea con expresiones como
x cantidad de exámenes evidenciaron la presencia del virus...” para dejar claras cifras que, justamente, no se consideran positivas, sino preocupantes. En definitiva, es una simple medida para informar con más empatía con el destinatario, ya que bien habrá alguien que sienta que los realmente positivos son los casos en los que no se constata el virus.

Lectura recomendada:
Neumonía, no neumonia

lunes, 2 de marzo de 2020

¿Comenzaron o arrancaron las clases?

Ceremonia escolar (archivo personal)
Al pensar en dudas como la que titula esta entrada, es bueno recordar que existen modas, palabras en auge y fórmulas de redacción que resultan cómodas, pero no por ello estrictamente adecuadas. Es más, si es posible evitar las reiteraciones y los facilismos en la redacción, se logra un texto más claro, con un estilo más cuidado.

Arrancar en lugar de comenzar se entiende sin problemas; no se trata, entonces, de un error incluir esta palabra en un texto que se refiera al inicio de algo. Posiblemente, este significado se debe a una analogía con el atribuido a este verbo para referir a una máquina o motor que "comienza a funcionar". No obstante, incluye una connotación de acción repentina que no se aplica para todos los casos. No olvidemos que, según el Diccionario de la lengua española, en la primera acepción arrancar signfica "quitar de raíz".

Si se pretende comunicar que empezaron, comenzaron, se iniciaron las clases, las sesiones de un organismo, las gestiones de un gobierno o lo que sea, estos verbos son más indicados que el tan reiterado arrancar. Como prueba, se puede observar en el diccionario que la primera definición de comenzar o empezar se refiere a los inicios de algo, en cambio recién la decimotercera se refiere a la puesta en funcionamiento de una máquina.

Lectura recomendada:Diccionario de la lengua española (definición de arrancar)
Pobreza léxica: el abuso del verbo existir
Palabras comodín, baúl o multiuso (Blog de Luis Pérez Cerra)
Pobreza léxica (blog Castellano correcto)

viernes, 14 de febrero de 2020

¿Enfermedad contraída en el exterior o importada?

Antes de comenzar esta entrada, asumo que, por tratarse de un tema de estilo de redacción, puede generar diferentes posiciones. No se trata de un error por evitar, sino de una expresión que considero más pertinente que otra.

El ejemplo se refiere a la expresión importada, muy de moda para hacer referencia a los casos en que llega a un país una enfermedad de cuya población estaba libre. El problema acontece cuando alguien es contagiado de una persona proveniente de otro país o se contagia por haber viajado.

Especialmente, las autoridades sanitarias se preocupan por enfatizar que el caso de enfermedad en cuestión es excepcional, entonces es probable encontrar titulares como el siguiente:

Se registraron 14 casos de dengue importado desde que empezó el año

Al observar el significado de importar y del participio importado, no obstante, ninguna definición se asemeja a la de los contagios. Sí se puede pensar en compras o introducción de costumbres o modismos frecuentes en otro país, por eso, ¿por qué decir que la enfermedad es impotada?

Considero mejor aprovechar la riqueza de la que nos provee nuestro idioma. ¿Qué les parece la siguiente formulación?

Se registraron 14 casos de dengue contraído en el exterior desde que empezó el año

Creo que, de esta manera, se evita el uso forzado de una expresión y se mantiene la idea que se pretendía comunicar.

jueves, 9 de enero de 2020

Confusión frecuente: "requisito" es diferente a "requerimiento"

Imagen: Portal Rebajatuscuentas.com
El uso de las palabras requisito y requerimiento como sinónimos es muy frecuente, especialmente en textos referidos a las tecnologías de la información y el conocimiento, pero ¿significan realmente lo mismo ambos términos?

Según la Real Academia Española, los significados son diferentes:

  • Requisito se emplea para referirse a una circunstancia necesaria para algo.
     
  • Requerimiento refiere a la acción y efecto de requerir (solicitar, pedir). Entonces, ¿por qué aparece con tanta frecuencia requerimiento en lugar de requerir?
La respuesta se encuentra en la incidencia del inglés y en la similitud de la palabra requirement (requisito) con requerimiento. Es un caso de los llamados falsos amigos, confusión entre una palabra de un idioma que se parece a una existente en otro idioma con un significado diferente. Apreciado esto, es oportuno recordar la diferencia de significados a la hora de redactar en español, pese a la extendida alternancia de estas palabras. También es recomendable precisar si es que estas palabras se emplean con acepciones diferentes a las mencionadas en el diccionario.  

Lectura recomendada:
¿Requisitos o requerimientos? (Investigación IT)
¿Es lo mismo requisito que requerimiento? (Fundéu)

martes, 31 de diciembre de 2019

¡Les deseamos un muy feliz 2020 a todos!


¡Muy feliz año para todos nuestros lectores! Hoy, el mensaje es de salutación, de compartir este deseo de afrontar nuevos desafíos y de confiar en que lograremos concretar nuestros proyectos.

Para no perder la temática del blog, recordamos que es bueno evitar la confusión le-les, lo que se logra si pensamos si el verbo de nuestro mensaje se dirige a una o varias personas. Así, sería correcto le deseo a mi primer lector un muy feliz año, pero les deseo a todos un muy feliz año.

Lecturas recomendadas:
Concordancia: les agradecí a ellos, no le agradecía a ellos
Concordancia en número (En este blog)

jueves, 14 de noviembre de 2019

Tilde diacrítico: error inadvertido por procesadores

Publicidad publicada en prensa, 14 de noviembre de 2019
Alguna vez habíamos mencionado en este blog que uno de los problemas insolubles para los procesadores de texto es detectar errores en oraciones con se o con sé.

Al ser posibles contextos comunes para ambas palabras, no  señalan anomalías en expresiones como las siguientes:

  • Sé parte del club más grande (imperativa, con el verbo ser: integra el club más grande)

  • Se parte del club más grande (impersonal, con el verbo partir: se parte desde el club más grande)
Ambas podrían ser parte de un texto, por lo que es imprescindible recordar la diferencia que permite el tilde diacrítico entre el verbo y el pronombre se

Ante la frecuencia de confusiones entre estos y se, parece oportuno enfatizar la importancia de recordar la existencia de tildes diacríticos para diferenciar los significados.

Lectura recomendada:
 Usos correctos del se
"Sé" con tilde y "se" sin tilde
Uso del pronombre personal "se"
¿"Sé" usar "se"?(Redactarmejor)

Acerca de errores en tildes que no registran las computadoras:
"Diálogo", "dialogo" y "dialogó"
"Súmate o sumate"
"Dé" y "de"

jueves, 31 de octubre de 2019

Diferencias entre "electo" y "elegido"

En los últimos días es muy frecuente en Uruguay hablar de electo o elegido, debido a la realización de los comicios nacionales. Por este motivo, parece oportuno recordar la diferencia de sentido entre estos dos participios pasivos del verbo elegir:

Electo, según registra el diccionario de la Real Academia Española, se utiliza como adjetivo en referencia a quien fue elegido para desempeñar una dignidad, un empleo, etc. y aún no ha tomado posesión.

Elegido es el término apropiado para designar a quien haya sido seleccionado para un fin determinado.

Como parte de las perífrasis se utiliza elegido, no electo:

El candidato fue elegido
o será elegido por el pueblo (versión recomendada)
El candidato fue electo o será electo por el pueblo     (versión frecuente, pero no recomendada)

Cuando hay un candidato elegido se convierte en presidente electo, adjetivo que permite expresar el matiz correspondiente al período en el cual se realice la transición entre un gobierno y otro.

Muchos verbos del español presentan esta particularidad de dos participios posibles. Los hablantes tienden a elegir uno de ellos para usos adjetivos, tal como ocurrió en este caso.

Lectura recomendada:
Fundéu, respecto a elegido/electoOtros participios que generan duda: impreso-imprimido