lunes, 2 de septiembre de 2013

"Súmate" o "sumate": La acentuación y los enclíticos

En el prediseño de un afiche para difundir una campaña de alfabetización de adultos se presentó la siguiente duda: “sumate a las clases” o “súmate a las clases”.

¿”Súmate” o “sumate”? Ambas opciones son igualmente válidas en términos de corrección. La solución depende del lugar en que se encuentren los hablantes.  En los países del Río de la Plata, “sumate” parece la opción indicada, mientras que en otras regiones, “súmate” será la expresión elegida.

El tuteo y el voseo
El verbo utilizado en este caso, “sumar”, fue utilizado en modo imperativo en segunda persona del singular, como es común en campañas publicitarias informales.

La diferencia se debe al uso del pronombre personal “tú” (tuteo) o “vos” (voseo) para referirse a un interlocutor en situaciones que no requieran de formalidad.

El imperativo varía según la forma de tratamiento elegida. Para el voseo, el imperativo del verbo se acentúa en la última sílaba: “sumá”. Mientras tanto, en los casos de tuteo, el imperativo se acentúa en la primera sílaba: “suma”, sin necesidad de señalar esa pronunciación con tilde.

Así, de acuerdo a las reglas de acentuación:

  • “Sumá”: palabra aguda finalizada en vocal. Se escribe con tilde.
  • “Suma”: palabra grave finalizada en vocal. Se escribe sin tilde.

La forma verbal con pronombres enclíticos
En ambos casos, “te”, forma de dativo o acusativo de segunda persona del singular en masculino y femenino se une al verbo como enclítico (en una sola palabra), por lo que es posible formar: “sumate” (vos) o “súmate” (tú) según el tratamiento preferido.

Según el Diccionario Panhispánico de Dudas: "...la palabra formada por las formas verbales con enclíticos deben acentuarse gráficamente siguiendo las reglas de acentuación". Entonces:

  • En el primer caso, palabra grave finalizada en vocal, no es necesario el uso de tilde.
  • En el segundo uso, palabra esdrújula, siempre lleva tilde en la antepenúltima sílaba. 

En definitiva, ambas formas son posibles, el uso preferido y la acentuación cambian según una convención de los hablantes.

Lectura recomendada:

2 comentarios:

  1. En un mundo donde tristemente impera el afán de comunicarse con escasos 140 caracteres, lo que provoca un lenguaje casi incomprensible, da gusto leer un artículo y todo un blog dedicado a enseñar a redactar mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por suerte todavía hay quienes comparten el interés por cuidar la redacción! Me parece muy interesante la expresión en 140 caracteres; pese a que es cierto que pocas personas se preocupan por redactar bien en forma sintética, cuando alguien lo logra, puede llegar a ser realmente interesante su mensaje.

      Eliminar