domingo, 27 de mayo de 2012

Verbos en gerundio en función de adyacente circunstancial

Los verbos impersonales en gerundio se forman añandiendo al morfema base la terminación "ando"o "endo".

Verbo en infinitivo Verbo en gerundio
Hablar                              hablando
Correr                              corriendo
Reir                                   riendo

Estos verbos equivalen, sintácticamente, a adverbios, por lo tanto, es frecuente que cumplan función de adyacentes circunstanciales. Informan cómo (de qué manera) se realiza la acción denotada por el verbo principal, al igual que los adverbios, que además detallan tiempo y lugar, entre otras circunstancias.

Veamos un ejemplo: 
  • El presidente habló.
  • El presidente habló gritando.
  • El presidente habló, exhortando a quienes deseaban participar.
En ambos casos en que tenemos verbos en gerundio, estos indican dos formas posibles de realizar la acción designada por el verbo principal, "hablar": "gritando" y exhortando". Es condición para un correcto uso que denoten una acción simultánea a la referida por el verbo principal. En este caso es posible hablar "gritando" y "exhortando", por lo tanto la expresión es correcta.

Un error frecuente
En redacciones periodísticas es habitual atribuir al verbo en gerundio información posterior a la de la acción principal. Por ejemplo:
  • *El presidente habló, saliendo en la tapa de los diarios.
En este caso hubiera sido mejor:
  • "El presidente habló. Al día siguiente salió en la tapa de los diarios"
Podría ser utilizada cualquier otra formulación que evite el gerundio, ya que no es posible que alguien hable y salga en las tapas de los diarios al mismo tiempo.

Vínculos relacionados:
Las formas impersonales de los verbos y sus funciones sintácticas
Verbos en infinitivo en función de sustantivo
Formas no personales (livingspanish)
Adverbios (www.memo.com.co)
Gerundio (Universidad de los Andes, Venezuela)

sábado, 26 de mayo de 2012

Verbos en infinitivo en función de sustantivos

Los verbos en infinitivo son los finalizados en "ar", "er"  o "ir":  primera, segunda y tercera conjugación.
Por ejemplo:
  • tomar
  • correr
  • reír
Por ser verbos impersonales  no brindan información acerca de persona, tiempo, modo y número del sujeto.
Respecto a su función sintáctica, son equivalentes a sustantivos, por ejemplo:

Tomar
es malo para la salud      Me gusta correr               Muero por ver el clásico
Sujeto                                             Objeto Directo         Objeto de preposición

Hay algunos verbos en infinitivo que se han convertido en sustantivos; entre ellos: "amanecer", "atardecer", "anochecer", "poder", entre otros.  Personalmente, considero recomendable utilizar los sustantivos antes que los verbos. Por ejemplo: "transcurso" antes que "transcurrir".

Error frecuente:
*La obra a realizar tendrá capacidad máxima.
Lo que se quiere decir es "la obra futura" o la "obra que se realizará", sin embargo se utiliza el verbo en infinitivo, precedido por la preposición "a".

Vínculos relacionados:
Los verbos impersonales y sus funciones sintácticas
Los usos del infinitivo
Infinitivos como sustantivos

viernes, 25 de mayo de 2012

Las formas impersonales de los verbos y sus funciones sintácticas

Aunque el objetivo de este blog no es profundizar en temas gramaticales, es necesario reconocer la importancia de la morfología.

Cada  tipo de palabra (categoría) proporciona determinada información. Por ejemplo, los verbos informan acerca de una acción, mediante el morfema base o léxico. También informan en qué tiempo se realiza (pasado, presente, futuro); modo (indicativo, subjuntivo o imperativo); persona (primera, segunda o tercera); y número (singular o plural); mediante el morfema flexivo.

Así, por ejemplo, el verbo "comunicar", en modo indicativo y tiempo presente puede aparecer conjugado:
  • yo comunico (primera persona del singular)
  • tu comunicas (segunda persona del singular)
  • él comunica   (tercera persona del singualr)
  • nosotros comunicamos (primera persona del plural)
  • ellos comunican (tercera persona del plural)
(En este caso el morfema flexivo fue señalado en negrita)

Verbos impersonales
Una forma particular de los verbos es la impersonal, que se reconoce por no presentar morfemas flexivos.
Existen tres formas impersonales para los verbos:
  • Infinitivo (comunicar), que sintácticamente funciona como sustantivo.
  • Gerundio (comunicando), que sintácticamente funciona como adverbio.
  • Participio (comunicado), que sintácticamente funciona como adjetivo.
En próximas entradas veremos cómo evitar errores y utilizar los verbos de manera precisa en la redacción.

Vínculo relacionado:
Verbos en infinitivo funcionan como sustantivos
Verbos en gerundio funcionan como adverbios

martes, 15 de mayo de 2012

¿Robots que escriben ponen en riesgo el oficio de periodista?

Blog El Sitio de la Tierra
La noticia de que un robot escribe noticias para un medio de prensa está circulando en Internet —¡vaya ironía redundante!—.  Según dicen, a partir de datos y estadísticas es capaz de redactar artículos y notas breves.

En general, en este blog el objetivo es presentar recomendaciones y reflexiones para redactar sin dificultades, pero no resistí la tentación de compartir algunas dudas acerca de las bondades de nuestro "colega informático".

Este u otro aparato de los que inventen ¿será capaz de expresar información ordenada, en forma precisa? ¿podrá detectar el interés en un informe?, ¿entre sus aptitudes incluirá una sensibilidad capaz de discernir entre lo accesorio y lo sustancial?

En fin, en todo caso, conozco muchos periodistas humanos que son capaces de transmitir sentimientos, sin "cursilería" en sus notas y crónicas, al tiempo que informan la esencia de cada acontecimiento. Otros, preocupados por cumplir la exigencia mínima se asimilan a aparatos, que graban, reproducen y presentan informes, muchas veces sin la síntesis necesarias. Justamente esos, tal vez deberían ser quienes más se preocupen por la llegada de las máquinas a los puestos principales de las redacciones.


lunes, 14 de mayo de 2012

Oraciones impersonales

Lengua en la Guía 2000
Las oraciones impersonales se caracterizan por no admitir sujeto explícito. En términos informativos es recomendable evitar su construcción, ya que presentan una acción pero no permiten identificar a la persona u entidad que la realizó.

Es posible identificar estas oraciones mediante la siguiente clasificación:

  • Oraciones con verbos que refieren a cuestiones meteorológicas. Ejemplo: Llueve en Montevideo.
  • Oraciones con un pronombre "se" que impersonaliza. Ejemplo: Se estudiará el proyecto.
  • Oraciones con verbo haber, hacer y ser: Ejemplos: Hace frío. Hay mil personas. Es linda esta ciudad. 
  • Oraciones en las que el emisor, a propósito, prefirió no presentar al sujeto. Ejemplo: Estudiaron mucho.
Una vez que conocemos estas oraciones, seremos capaces de utilizarlas o no, según la decisión de qué información presentar. En todo caso, como ocurre en la mayoría de los temas de expresión escrita, es importante reconocer los mecanismos para después decidir acerca de su uso.

Vínculo recomendados:

Lecturas recomendadas:
Lepre Carmen, Gramática y ortografía básicas del Español, Ediciones Santillana,               Montevideo, 2006.
Cassany Daniel, La cocina de la escritura. Editorial Anagrama, Barcelona, 1995.

viernes, 11 de mayo de 2012

Nunca "hubieron", siempre "hubo". Impersonalidad del verbo "haber"

 ¡El verbo haber en español es impersonal!, no tiene sujeto gramatical, por lo tanto no varía en persona ni en número, sin embargo es un error muy frecuente expresarlo en concordancia con los grupos sintácticos nominales que lo acompañan.  Simplificando: realizamos errónamente construcciones como:

  • Hubieron muchos accidentes.
  • Habían muchos periodistas.

En los ejemplos anteriores la expresión correcta es:

  • Hubo muchos accidentes.
  • Había muchos periodistas.

Un detalle interesante es que este error ocurre especialmente cuando queremos conjugar el verbo haber en  pasado, o en futuro. En este último tiempo podemos ejemplificar:

  • Habrán muchos accidentes.
  • Habrán muchos periodistas.

Sin embargo, en presente a nadie se le ocurriría redactar:

  • "Han muchos accidentes" y no se dudará en expresar que "hay muchos accidentes".
Es recomendable hacer el ejercicio de razonar cómo utilizamos el verbo "haber" en presente, reconocer que es un núcleo oracional que requiere únicamente objeto directo y que por lo tanto, nunca debe ser presentado en plural.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Adjetivar cuando es necesario

¿Cuándo es necesario adjetivar en un artículo periodístico? La respuesta es sencilla, cuando realmente ese adjetivo es importante a efectos de informar.

Antes de comenzar, propongo repasar una definición de adjetivo, realizada por Liduvina Carrera en su blog (que por otra parte es muy recomendable):

El adjetivo es la palabra que se junta al sustantivo para calificarlo (¿cómo es?) y determinarlo (¿cuál es?). Hay, pues, adjetivos de dos clases: calificativos y determinativos. El adjetivo es siempre un complemento del sustantivo. Es calificativo el adjetivo que expresa una cualidad del sustantivo. Ej.: alumnos estudiosos, mansa oveja. Es determinativo el que señala al nombre indicando: El lugar en que se halla: Este libro. Su dueño: Mi libro. Su número o cantidad: Tres libros. Su cantidad vaga: Algunos libros. En otras palabras, el adjetivo delimita el concepto designado por el nombre al que acompaña; precisa su significado y le añade diferentes matices.  (Ver más).

Hasta aquí, tenemos claro que el adjetivo aporta información pero debemos discernir cuándo esta información es prescindible y cuándo no, de acuerdo a los efectos que busquemos en nuestro trabajo.

Por ejemplo, decir que una edificación recientemente inaugurada es "grande" es favorable si de acuerdos a las convenciones del lugar y la función para la que se creó esta afirmación es compartida. No genera demasiadas dudas. No obstante, si informamos acerca de un programa social de gobierno, decir que es "bueno", "efectivo", "pertinente" o lo que se nos ocurra, siempre implica una cuota de opinión.

En todo caso es importante poner la adjetivación en la voz de una persona entrevistada, así podemos decir que el programa es "eficiente", según la opinión del director que lo coordina. En ese caso también sería interesante contar con la opinión de algún beneficiario o de profesionales que trabajen en su puesta en práctica.

En ocasiones los adjetivos son necesarios para enriquecer la información brindada, así es posible apelara a la adjetivación si queremos trasmitir las emociones que expresan las personas que protagonizan nuestra noticia. También esto es recomendable en caso de crónicas, acerca de las que profundizaremos próximamente.